Copyright © 2021 Euromaidanpress.com

The work of Euromaidan Press is supported by the International Renaissance Foundation

When referencing our materials, please include an active hyperlink to the Euromaidan Press material and a maximum 500-character extract of the story. To reprint anything longer, written permission must be acquired from [email protected].

Privacy and Cookie Policies.

Cómo la ayuda a Ucrania se convirtió en rehén de la crisis fronteriza de EE. UU.

Las negociaciones de alto riesgo en el Senado estadounidense se centran en que los republicanos utilicen su influencia en un acuerdo sobre la crisis fronteriza para amenazar la ayuda vital a Ucrania y poner en peligro los intereses de seguridad de Estados Unidos.
United States Capitol Building in Washington DC. Photo: Depositphotos

La atención mundial está puesta en el Congreso de Estados Unidos, que decide el destino del apoyo continuo a Ucrania. Mientras muchos esperan una ayuda continua o aumentada para ayudar a Kiev a contrarrestar al insaciable dictador ruso, algunos anticipan un posible bloqueo de fondos por parte de los legisladores estadounidenses.

“Solo dos personas estarán sonriendo: una de ellas es Vladimir Putin en Rusia, la otra es Xi Jinping en Beijing. No sé ustedes, pero yo no quiero darles a ninguno de esos dos un regalo de Navidad,” dijo el Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, David Cameron, en el Foro de Seguridad de Aspen.  

Los intensos debates sobre Ucrania en Estados Unidos podrían crear la impresión de que Kiev ha perdido su anterior apoyo estadounidense. Sin embargo, esto no es cierto. 
El respaldo militar de EE. UU. a Kiev es incuestionablemente en interés de América. Si Putin tiene éxito en capturar Ucrania, Washington enfrentará desafíos significativos. En tal escenario, los estadounidenses pueden necesitar decidir si están dispuestos a arriesgar vidas, quizás por Estonia, un posible próximo objetivo para Rusia.

“No podemos dejar que Putin gane. Si Putin toma Ucrania, no se detendrá ahí. Si Putin ataca a un aliado de la OTAN, y nos hemos comprometido, como miembro de la OTAN, a defender cada pulgada del territorio de la OTAN, entonces tendremos algo que no buscamos y que no tenemos hoy: tropas estadounidenses luchando contra tropas rusas,” dijo el presidente de EE. UU., Joe Biden.  

El presidente de EE. UU., Joe Biden, en Capitol Hill, 2021. Crédito: ABC News

¿Qué está impidiendo la elección correcta?

Entonces, ¿qué está causando los desacuerdos y retrasos intencionales en decisiones claramente beneficiosas para los estadounidenses? El apoyo a Ucrania parece haberse convertido en un peón en maniobras políticas internas.
Desde septiembre de 2023, Biden ha instado al Congreso a un extra de $24 mil millones en ayuda para Ucrania, pero desacuerdos con los republicanos frustraron esta solicitud. A finales de septiembre, el Congreso aprobó un presupuesto temporal que excluía la ayuda a Ucrania, que Biden posteriormente firmó. Tras esto, la administración de Biden hizo otro intento. La propuesta, presentada al Senado, buscaba la aprobación para una asignación de $110.5 mil millones para apoyar a Ucrania, Israel y Taiwán, con $61 mil millones específicamente designados para Ucrania.

Sin embargo, los republicanos, reconociendo la importancia de la ayuda militar continua a Ucrania para la administración de Biden, decidieron usar sus votos para impulsar un tema crucial para ellos: abordar la urgente crisis migratoria en la frontera entre EE. UU. y México. Los demócratas son reacios a incluir estas medidas, creando un punto de discordia.

Agentes de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. trabajando en El Paso, Texas, detienen a 1,036 migrantes ilegales, el grupo más grande jamás capturado, 29 de mayo. Foto: Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU.

En el fragor del Senado

En las últimas semanas, el Senado de EE. UU. se ha convertido en la plataforma central para negociar fondos adicionales para Ucrania. Se llevaron a cabo intensas negociaciones entre republicanos y demócratas. En particular, una reunión a puertas cerradas en la que Volodymyr Zelenskyy canceló su discurso en línea desató una enorme discusión entre senadores y representantes de la administración de Biden. 
Finalmente, el 6 de diciembre, la votación fracasó cuando el tema se llevó al pleno del Senado nuevamente. Los senadores, incluyendo a todos los republicanos, votaron 51 a 49 en contra de avanzar el proyecto de ley, necesitándose 60 votos.

El Partido Demócrata tiene una mayoría de 51 escaños en el Senado, pero los republicanos aprovecharon la táctica del filibusterismo – un debate interminable sobre el proyecto de ley que requiere al menos 60 votos para terminar.

La votación pone en incertidumbre el futuro de la ayuda a Ucrania y envía a los legisladores de vuelta a la mesa de negociaciones justo días antes de que el Congreso tenga programado su receso de invierno.

¿Qué hay en la lista de deseos de los republicanos?

Los republicanos afirman la necesidad de fortalecer el control a lo largo de los 3,145 kilómetros de frontera entre EE. UU. y México, ya que el número de solicitantes de asilo ha aumentado a niveles récord, abrumando las instalaciones temporales. Entre septiembre de 2022 y septiembre de 2023, casi 2.5 millones de personas buscaron asilo en la frontera sur, con 260,000 llegando solo en septiembre de 2023.
Los republicanos buscan limitar los cruces fronterizos haciendo más difícil calificar para asilo y restringiendo el uso de la libertad condicional humanitaria. Argumentan que el fracaso en limitar el flujo de migrantes y drogas socava la seguridad y soberanía de EE. UU.

La administración de Biden ha propuesto aumentar el personal fronterizo, las deportaciones y las vías legales hacia el país. Biden incluso autorizó alguna nueva construcción de muro fronterizo en Texas en octubre – una sección del muro de Trump congelada debido a su percepción de ineficacia.

Sin embargo, los republicanos sostienen que estas medidas equivalen a una política de “frontera abierta” que trae beneficios económicos y cambios demográficos, pero también plantea desafíos.

La discrepancia partidista probablemente persiste porque la investigación muestra que los inmigrantes legalizados tienden a votar por el partido Demócrata, no por el Republicano. Así, la política de inmigración se ha politizado, con los republicanos enfocándose en una mayor seguridad fronteriza frente a los demócratas que priorizan las preocupaciones humanitarias.

Afiliación partidista entre inmigrantes por estado. Foto: pewresearch.org

“La administración de Biden ha hecho esto intencionalmente. ¿Por qué razón? Todos me lo preguntan constantemente. Creo que, en última instancia, esperan convertir a todos estos ilegales en votantes de su lado. Suena siniestro, pero no hay otra explicación para lo que está sucediendo allí abajo”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes de EE. UU., el republicano Mike Johnson, en mayo de 2023.

El presidente de la Cámara de Representantes de EE. UU., el republicano Mike Johnson. Foto: Mike Johnson vía Instagram

La administración de Biden ya ha hecho concesiones a los republicanos, ya que el proyecto de ley propuesto por la Casa Blanca incluía casi 14 mil millones de dólares para reforzar la seguridad fronteriza. Sin embargo, parece que los republicanos están exigiendo una revisión genuina de la actual política de inmigración de EE. UU.

El tiempo para la ayuda a Ucrania se agota

El tiempo se está acabando para que el Congreso apruebe la ayuda a Ucrania antes de la fecha límite del 14 de diciembre, cuando los legisladores se van a receso de invierno. El presidente de la Cámara, Mike Johnson, ha indicado que no planea extender el calendario de la Cámara.

Por lo tanto, después de esa fecha, el Congreso no podrá aprobar ningún financiamiento adicional. La Casa Blanca solo tendrá disponible unos 4.5 mil millones de dólares de un error contable del Pentágono.

Tropas ucranianas en el frente. Foto: Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania

La falta de financiamiento a largo plazo aprobado impacta negativamente la asistencia militar para Ucrania y la crucial ayuda macrofinanciera.

Dado que EE. UU. ha estado operando con un presupuesto temporal desde octubre, Ucrania ya ha perdido más de 3 mil millones de dólares en asistencia macrofinanciera. El apoyo para 2024, cuando Kiev cuenta con 10 mil millones de dólares, también está en duda.

Por ahora, si se puede llegar a un compromiso sobre la política de migración determinará las perspectivas de Ucrania en su guerra contra Rusia a medida que entra en 2024. Veremos si se puede lograr dicho compromiso en los próximos días.

You could close this page. Or you could join our community and help us produce more materials like this.  We keep our reporting open and accessible to everyone because we believe in the power of free information. This is why our small, cost-effective team depends on the support of readers like you to bring deliver timely news, quality analysis, and on-the-ground reports about Russia's war against Ukraine and Ukraine's struggle to build a democratic society. A little bit goes a long way: for as little as the cost of one cup of coffee a month, you can help build bridges between Ukraine and the rest of the world, plus become a co-creator and vote for topics we should cover next. Become a patron or see other ways to support. Become a Patron!
Total
0
Shares