Copyright © 2021 Euromaidanpress.com

The work of Euromaidan Press is supported by the International Renaissance Foundation

When referencing our materials, please include an active hyperlink to the Euromaidan Press material and a maximum 500-character extract of the story. To reprint anything longer, written permission must be acquired from [email protected].

Privacy and Cookie Policies.

Ideología rusa: imperialismo, militarismo y racismo

Picture by Kirill Makarov
Ideología rusa: imperialismo, militarismo y racismo
Article by: Alya Shandra
El fenómeno de la ideología nacionalista rusa, “Ruscism,” es de la misma naturaleza que el fascismo clásico y el racismo. Se enraíza en el persistente imperialismo ruso, un complejo de ideas genocidas y una larga Ucraínofobia entre otras ideas xenófobas. La historia de las relaciones entre Ucrania y Rusia explica las causas ideológicas de la invasión rusa de Ucrania.

La ideología oficial rusa moderna tiene bastantes similitudes con el nazismo alemán independientemente de las múltiples declaraciones rusas de que invadió Ucrania para combatir algún imaginario “nazismo ucraniano”.

El historiador ucraniano Oleksandr Sych piensa que tarde o temprano los rusos tendrán que asumir la carga de una nación criminal, como alguna vez los alemanes tuvieron que aceptar que todos eran culpables del nazismo. Los rusos llaman a su ideología nacional “Ruskiy mir” – “Mundo ruso” – y, desafortunadamente, ese mundo es cómodo y seguro solo para los rusos.

En la Ucrania de hoy, Ruscism y los ruscistas son la manifestación más generalizada de palabras para describir la ideología rusa y sus seguidores.

https://euromaidanpress.com/es/2022/03/24/por-que-la-z-y-la-v-se-convierten-en-simbolos-pro-guerra-de-los-rusos/

Los analistas estaban equivocados: el putinismo es el resultado, no la causa

Durante casi dos décadas, académicos y políticos occidentales han tratado de explicar el sistema político ruso como putinismo, y se han producido muchos libros y artículos con extensas explicaciones de lo que es.

Existen paralelos entre el putinismo y el estalinismo, a menudo pasando por alto, sin embargo, que el culto a la personalidad en Rusia es más bien un rasgo histórico y cultural de la sociedad. Por lo tanto, personalidades como Putin fueron exigidas por la sociedad, y no al revés, como muchos tienden a pensar.

En 2015, Andrei Kolesnikov, investigador del Centro Carnegie, subrayó que una “ideología nacionalista y conservadora” que fue adoptada en Rusia después de la ocupación de Crimea, fue una demanda del pueblo: “la demanda vino primero… Aunque la ideología emana de lo alto, hay demanda de ella desde abajo”. Se creó una nueva ideología masiva

“sin mucho esfuerzo y absorbida sin mucha reflexión… La ideología en Rusia es un producto masivo que es fácil de absorber; se legitima con referencias constantes al pasado, tradiciones gloriosas y, ocasionalmente, eventos históricos ficticios”.

En 2015, Kolesnikov, como muchos otros científicos políticos, previó que la demanda y la oferta de esta ideología crecerían:

Si bien la jugada de Crimea resultó ser asombrosamente efectiva para generar apoyo popular al liderazgo, el régimen tendrá que suministrar algo nuevo al pueblo en un futuro cercano.

Como sucedió en 2014, a fines de febrero de 2022 el apoyo público al régimen político de Putin ha crecido significativamente. El ruscism, que tiene sus raíces en la historia, no el putinismo, está detrás de la agresión militar rusa.

El imperialismo ruso es clave para comprender la historia de las relaciones ruso-ucranianas

El 21 de marzo de 2022, el politólogo ucraniano Ivan Gomza habló sobre la guerra ruso-ucraniana, provocada por el imperialismo ruso, en un seminario en el College of William & Mary en Virginia, EE. UU.:

“La gente en Occidente…[y] analistas tienden a ignorar la naturaleza imperial del estado ruso debido a los paralelismos inadecuados que utilizan. A menudo piensan en los imperios de ultramar europeos como el único tipo posible de imperialismo. Sin embargo, a lo largo de la historia, las posesiones coloniales se adquirieron predominantemente en la vecindad”.

Gomza da ejemplos del Imperio Persa, el Imperio Otomano, el Imperio Romano y luego define las diferencias entre los imperios de ultramar y los imperios terrestres:

“Lo que hicieron los imperios terrestres no fue una división racial del trabajo ni una explotación despiadada de los territorios, propia de los imperios de ultramar europeos, sino la imposición de sus modelos culturales y políticos… Ucrania se ha desviado del proyecto paneslavo autocrático ruso”.

Mapa de Rusia
Rusia es el país más grande del mundo, debido a que la mayoría de sus antiguas colonias aún no se han liberado hasta hoy. Rusia ocupa el 11% de la superficie terrestre. Los siguientes países más grandes (Canadá, China y EE. UU.) ocupan casi la mitad del tamaño, cerca del 6% de la superficie terrestre. Fuente: geology.com

Un ejemplo de tal interpretación engañosa del colonialismo ruso es la teoría de la “colonización interna” de Alexander Etkind, que fue criticada por la estudiosa literaria ucraniana Tamara Hundorova. La teoría de Etkind implica que la colonización del imperio terrestre ruso fue una colonización interna; sin embargo, como muestra Hundorova, el imperio ruso estaba conquistando a personas ya colonizadas. No fue interno, pero para personas de países occidentales, podría parecer interno porque, en la historia de las relaciones entre Ucrania y Rusia, la política de colonización rusa es persistente e inquietante. Y hasta el día de hoy, los países occidentales comparten la versión imperial rusa de la historia. Incluso en las bibliotecas académicas de cada ciudad occidental, la literatura sobre Ucrania sigue subordinada a los departamentos rusos.

El objetivo final del imperialismo ruso es expandir el ya enorme imperio que cree que no tiene fronteras en absoluto, como la idea misma del Mundo Ruso sugiere.

En 2016, Putin le preguntó a un escolar ruso dónde terminan las fronteras de Rusia.

“Las fronteras de Rusia terminan al otro lado del estrecho de Bering con los Estados Unidos…”, comenzó a responder el estudiante.

Ante esto, Putin dijo:

“Las fronteras de Rusia no terminan en ninguna parte”.

https://euromaidanpress.com/es/2022/03/20/87-de-los-rusos-aprueban-el-posible-ataque-militar-a-los-paises-de-la-ue-encuesta/?swcfpc=1

Ucrania, Rusia y la invención del mito panaeslavista

Uno de los propagandistas más destacados de la televisión rusa, Vladimir Solovyov, ha declarado claramente que la subyugación de Ucrania a Rusia es solo un objetivo intermedio en la expansión rusa y apunta a avanzar. Si bien es intermedia, Ucrania sigue siendo un objetivo importante para Rusia.

Ucrania socava el proyecto paneslavista ruso basado en la falsificación de la historia ucraniana y la historia entre Ucrania y Rusia, comenzando con Iván el Terrible (1533-1584).

“En 1547, Ivan IV fue ungido en la catedral con el título de ‘Zar de Moscú’ como el ‘heredero’ de los emperadores griegos y romanos. De las 39 firmas que afirmaron este documento enviado desde Constantinopla, 35 eran falsificaciones”.– escribió el historiador ucraniano Yaroslav Dashkevysh en 2011.

https://euromaidanpress.com/es/2014/05/14/como-moscu-secuestro-la-historia-de-la-rus-de-kiev/

Más tarde, escribe Dashkevych, las crónicas fueron fabricadas por Pedro I y Catalina II para sentar las bases de la unidad de las tierras eslavas y finesas:

“¡El Imperio Ruso tiene mucho miedo a la verdad en su pasado! ¡Un miedo mortal!”

mapa rusia ucrania
El mapa etnolingüístico del siglo IX de Europa del Este desacredita el mito de las “Tres Naciones Hermanas”: tribus no eslavas residían donde actualmente se encuentra Moscú, mientras que el territorio de Ucrania y Bielorrusia estaba poblado por pueblos eslavos (eslavónicos). Trescientos años después, Moscú se convirtió en una región vasalla de la Horda de Oro y no estaba relacionada con la Rus de Kiev.

Las falsificaciones imperiales de la historia estuvieron presentes en todos los imperios, no solo en Rusia. Sin embargo, el caso ruso es peculiar porque las falsificaciones imperiales no se revisan hasta el día de hoy. Por el contrario, Rusia sigue basando su identidad en el proyecto imperialista de la Gran Rusia (“Velikaya Rossiya”), y los motivos de Rusia para invadir Ucrania se basan en sus ambiciones imperialistas. Rusia es de hecho el estado más grande del mundo porque todavía incluye sus tierras anteriormente colonizadas, y las ideas del ruscism y el mundo ruso todavía prevén la expansión.

Versión falsa rusa de la historia ucraniana

El mito paneslavo de la supuesta unidad de Rusia, Ucrania y Bielorrusia, que no tiene fundamentos históricos, se inventó con un propósito político y se mantiene con él hasta hoy. La idea es un instrumento de la expansión rusa al oeste: la imposición forzosa en curso del “mundo ruso” a partes del mundo que nunca fueron rusas y nunca quisieron ser rusas. Rusia ve a Ucrania como un objetivo que Rusia no ha podido alcanzar durante siglos; Rusia invadió Ucrania en numerosas ocasiones, pero no pudo conquistar Ucrania por completo. Terrel Jermaine Starr, fundador y anfitrión de Black Diplomats, tuiteó el 13 de marzo de 2022:

“Una razón por la cual el imperialismo ruso es tan difícil de comprender para muchas audiencias occidentales es su insistencia en que sus colonias también son ‘Rusia’ y que Rusia no es una nación, sino más bien una civilización con el derecho otorgado por Dios de gobernar a otros”.

Ciertamente, la opresión de los ucranianos por parte de Rusia es diferente del racismo en otros imperios coloniales. Pero comparte con ellos la actitud despectiva, la reescritura coercitiva de la historia y la convicción del colonizador de su derecho a gobernar a otros, basada en la idea de que los pueblos colonizados son inferiores. https://euromaidanpress.com/es/2022/03/19/71-de-los-rusos-sienten-orgullo-alegria-y-esperanza-con-respecto-a-la-guerra-de-rusia-contra-ucrania-encuesta/?swcfpc=1 El enfoque ruso hacia los ucranianos que creó una base ideológica para invadir Ucrania, se refleja más vívidamente en la idea de que Ucrania es un “hermano menor”, que no puede vivir sin su “hermano mayor” Rusia. La nación ucraniana fue renombrada por Rusia “Pequeña Rusia” (“Malorosiya“), aunque la historia demuestra que existía un antiguo estado en el territorio de Ucrania y Bielorrusia, no de Rusia, y el título Ucrania-Rus de la tierra es más apropiado. Los ucranianos solían llamarse a sí mismos Rusyny en tiempos en que los moscovitas ni siquiera tenían contacto político o cultural con ellos.

Actitud racista hacia los ucranianos en la literatura rusa

Incluso entre “las mentes más grandes” de Rusia, la mayoría de los autores de la “gran literatura rusa” compartieron la idea imperial de Rusia y sus actitudes racistas hacia los ucranianos. En su poema “Poltava”, Pushkin identificó al hetman ucraniano Mazepa como un “traidor” sin “patria”. Y Pushkin nunca llamó al país “Ucrania” o “Rus” sino Malorosiya (“Pequeña Rusia”). En su poema extremadamente despectivo “Sobre la independencia de Ucrania” el ganador del Premio Nobel Joseph Brodsky se dirige a los ucranianos:

“Ya basta de exigir sus derechos… Solo cuando vengan a morir, toros, / resollarán, rascando el borde del colchón, / versos de Alejandro, no las tonterías de Tarás”.

Taras – Taras Shevchenko – es el poeta nacional ucraniano. Otro autor ruso, Mikhail Bulgakov, escribió que el idioma ucraniano es “un idioma vil que no existe en el mundo”. Maxim Gorky escribió en una de sus cartas,

“Me parece que la traducción de esta historia al dialecto ucraniano tampoco es necesaria. Me sorprende mucho el hecho de que no solo la gente reclame la diferencia de dialectos y trate de hacer del dialecto un “idioma”, sino que también opriman a esos Grandes Rusos que son una minoría en el campo de este dialecto”

Los “Grandes Rusos que son una minoría” aquí son colonizadores rusos que llegaron a ciudades ucranianas que ciertamente hablaban su idioma nativo para colonizarlas. En general, no solo los ucranianos son despreciados en la mayor parte de la literatura rusa, sino los eslavos en general. En 1877, Fedor Dostoyevsky describió sus ideas sobre los eslavos en su diario:

“¡Rusia no tendrá, y nunca ha tenido, odiadores, envidiosos, calumniadores y hasta enemigos declarados como todas estas tribus eslavas, tan pronto como Rusia los libere, y Europa acepte reconocerlos liberados!”

La evaluación moderna de Ukrain no suena muy diferente de un fragmento del diario de Dostoyevsky de 1877:

“Para la élite política actual de Rusia, el lema del día suena así: ‘La rusofobia es la única gran manifestación de racismo en el mundo contemporáneo'”

Es decir, Rusia en su forma clásica trata de apropiarse del racismo como si se dirigiera exclusivamente a Rusia. Bajo Putin, el gobierno ruso ha financiado investigaciones sobre “rusofobia” para respaldar sus afirmaciones. Rusia rechaza cualquier discusión, señalando las fallas de los demás cada vez que alguien señala sus fallas. Y, ciertamente, la ucranofobia florece en la Rusia de hoy, por ejemplo, en sus narrativas cinematográficas. El historiador Mart Kuldkepp comentó el 13 de marzo de 2022:

“Lo que hace que el colonialismo ruso sea confuso para las audiencias occidentales es su insistencia en que sus colonias también son ‘Rusia’ y que Rusia no es una nación, sino más bien una civilización con el derecho otorgado por Dios de gobernar a otros”.

https://euromaidanpress.com/es/2022/03/12/los-rusos-ven-la-guerra-en-ucrania-como-una-lucha-defensiva-y-sagrada-de-nosotros-contra-el-mundo-apoyan-a-putin-por-esa-razon-dice-sociologo-ruso/?swcfpc=1 En la escena donde Putin le dice al niño ruso que “Rusia no tiene fronteras”, no es la opinión personal de Putin, sino que, como demuestran las encuestas del apoyo de los rusos a la guerra de 2022, es una demanda pública. Y es muy posible que los padres de este niño también lo exijan. El concepto de “Mundo Ruso” justifica la expansión por la providencia divina y tiene una larga historia de reescritura de la historia de las naciones eslavas precisamente para subyugarlas por la fuerza a Rusia. Aún así, las naciones eslavas son solo el primer paso en la realización de la idea del “Mundo Ruso”. El objetivo último de los ruscistas es expandir el “Mundo Ruso” a todo el mundo.

You could close this page. Or you could join our community and help us produce more materials like this.  We keep our reporting open and accessible to everyone because we believe in the power of free information. This is why our small, cost-effective team depends on the support of readers like you to bring deliver timely news, quality analysis, and on-the-ground reports about Russia's war against Ukraine and Ukraine's struggle to build a democratic society. A little bit goes a long way: for as little as the cost of one cup of coffee a month, you can help build bridges between Ukraine and the rest of the world, plus become a co-creator and vote for topics we should cover next. Become a patron or see other ways to support. Become a Patron!

To suggest a correction or clarification, write to us here

You can also highlight the text and press Ctrl + Enter

Please leave your suggestions or corrections here


    Related Posts